Correcto la compra-venta de jugadores en el BSN?

En dias pasados, David Huertas, quién se encuentra en su primera temporada con el equipo de los Capitanes de Arecibo, reveló al periódico El Nuevo Día, que Felo Rivera (apoderado de Los ex-Piratas, ahora Atenienses de Manatí) lo había “vendido” al equipo de los Capitanes y a su nuevo apoderado Luís Monrozeau, quien no escatima a la hora de armar el mejor equipo disponible en el intento de ganar el campeonato, esto sin importar cuánto esfuerzo ($) tenga que invertir.


Es curioso ver que la liga aprobó éste cambio que incluyó al jugador Edwin Ubiles, los derechos del jugador de NBA Shabaz Nappier y una suma de dinero. A simple vista pudiera parecer que el cambio luce parejo, pero tomando en consideración la incógnita de que Ubiles llevaba 3 años sin jugar en la liga y Nappier posiblemente nunca llegue a pisar un tabloncillo del BSN, pues entonces el cambio ya no luce tan balanceado. Solo puedo pensar que lo atractivo del cambio para Felo fue la cantidad de dinero que recibió en la transacción. A pesar del dinero recibido, al momento a Huertas le deben una cantidad de dinero de la temporada pasada. Felo reconoce la deuda, pero indica que tiene otras prioridades que atender por lo que buscará ofrecerle un plan de pago al jugador.

Cabe señalar que ésta no fue la única transacción “dudosa” que la liga le aprobó éste año a Monrozeau. El armador Dennis Clemente llegó desde Humacao a las filas de Arecibo en canje por el prospecto armador Michael Alvarado, el escolta Rubén Cotto y consideraciones económicas. Me pregunto cuál fue la razón o la lógica que utilizó la liga para aprobar un cambio donde Arecibo se fortalece (Clemente) y Humacao no recibe ningún jugador de impacto. Aquí lo único de impacto fue el bolsillo del apoderado de Humacao, que ya tiene precedentes de “cambiar” a sus jugadores a cambio de buena$ oferta$.

Hoy los Capitanes de Arecibo son líderes del torneo y presentan un equipo con mucha profundidad, a eso añada que aún les falta por llegar jugadores del calibre de Dennis Clemente y Walter Hodge. Sin lugar a dudas el equipo de Arecibo debe estar en la final disputando el campeonato. Mientras que los Atenienses se encuentra en el 8vo puesto, pero con solo una mínima ventaja de 1/2 juego y en cualquier momento pueden caer hasta la posición #11. Ya todos sabemos la desastrosa temporada de Humacao dónde solo han ganado dos juegos en la temporada y ocupan el sótano de la liga.

Entonces, luego de conocer estos detalles:

¿realmente el director y la liga cuidan el balance competitivo del torneo?

¿es correcto que los equipos de abajo desmantelen sus equipos y vendan sus mejores jugadores a los apoderados de arriba que no les tiembla el bolsillo a la hora de ir de compra$?

¿Que tu piensas?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *