Se impone la arrogancia en la “conferencia” de los Capitanes

Los Capitanes de Arecibo celebraron su “conferencia de prensa” de cara a la temporada 2016 del BSN  en donde el equipo no fue el tema principal. La misma comenzó con una hora de atraso y apenas se dieron detalles del equipo. 


La reunión comenzó con una invocación religiosa  y un mensaje de el ex secretario de salud Johnny Rullán para prevenir el contagio del Zika. Entre lo que dijo el secretario fue que en 40 años que lleva trabajando en salud pública nunca había estado tan asustado. Luego el turno le tocó al secretario general de FIBA Amreicas Alberto García quien alagó el sacrificio y profesionalismo de la franquicia y le extendió una invitación vitalicia al Torneo Las Américas aunque no sean un equipo campeón. García destacó el poco interés que ha mostrado el BSN a este torneo. 

  
Luego de una intervención, que no encajaba en la supuesta conferencia, del principalísimo comediante Juan Manuel Lebrón y un auspiciador, el turno al podio fue del propietario de los Capitanes Luis Monzoreau. Monro comenzó su ponencia explicando cómo cuando tenía 12 años tenía una ruta de repartir periódicos que le generaba $40.00 pero como tenía 2 empleados, él le pagaba $5 a cada uno y se quedaba con $30.00. Mencionó con mucho orgullo que mientras sus empleados se compraban los viernes una camisa, el se compraba una camisa y un pantalón por qué era el jefe. También fanfarroneó que hoy emplea a más de 700 empleados y que su Hospicio es la envidia de los hospitales. 

Luego vino un momento de salvación que fue la presentación de Pachy Cruz como nuevo dirigente. Cruz fue el responsable de presentar al equipo jugador por jugador y habló muy bien. David Cortez, Renaldo Balkman y David Huertas fueron los jugadores más aplaudidos de la tarde en ese orden. 

Cuando los jugadores estaban al frente listos para la foto del equipo a Monro se le ocurrió la idea de llamar a todos los auspiciadores para que participarán de la misma. Al final no parecía una foto de un equipo de baloncesto. Más bien era una foto de todos los graduados de la UPR. Cuando terminaron las fotos, ya el descontrol perneaba en el ambiente (todos de pie). Ahí el apoderado agarró el micrófono y preguntó: “después de todo lo que hemos dicho del equipo, ¿hay alguna pregunta de la prensa?” Fui el primero en preguntar y fue en respecto a la salud de David  Huertas quien salió del último partido de la Liga de las Américas con una lesión. El ejecutivo arecibeño repondió: “¿Lo viste aquí? (sarcásticamente) El está ready”. Acto seguido tumbó la ronda de preguntas de la prensa dejando un mal sabor en algunos periodistas que se dieron cita.

La realidad es que no fue una conferencia de prensa. Fue una presentación de los auspiciadores. No se sabe sobre el refuerzo comunitario, nada sobre cuando llegan Walter Hodge y Dennis Clemente, por que el cambio de refuerzo a última hora ni sobre qué condición tiene Guillermo Díaz quien no fue a la “conferencia” por órdenes médicas. 

Una conferencia de prensa es precisamente para comunicarle a los medios que está pasando con el equipo. A nadie allí le importaba un bledo conocer a los auspiciadores ya que eso no es deporte. La próxima vez, mejor que no inviten a la prensa y hagan un party para los que dejan el billete. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *